domingo, 21 de octubre de 2012

de tiempos y espacios que no existen

Los lugares de un espacio indefinido que nunca nos verán llorar. Y te buscaba mientras aquella melodía sonaba incesantemente en mi cabeza llevándome a la deriva. En mi caso, sin sentido. Tus dedos hundiéndose en mis costillas y tratando de hacer daño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada