viernes, 8 de febrero de 2013

Nada

Y así fue como te busqué entre los relojes, entre aquella minúscula maquinaria movida por una fuerza energética que poco a poco se iba agotando y perdiendo entre espacios de tiempo tan solo existentes en nuestra memoria, pequeño cerebro azul. Y las horas que esperamos la caída del cielo, un cielo con forma de piedra imantada o canto rodado. Y aquello se desprendía sobre nuestras cabezas con la misma fuerza con la que cae un vaso al vacío y estrangula al silencio. Para, finalmente, quedarnos así: tumbados sobre la nada.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Cortázar de domingos


"Sabemos tantas cosas, que la aritmética es falsa, que uno más uno no siempre son uno sino dos o ninguno, nos sobra tiempo para hojear el álbum de agujeros, de ventanas cerradas, de cartas sin voz y sin perfume."



jueves, 25 de octubre de 2012


Días azules.


domingo, 21 de octubre de 2012

de tiempos y espacios que no existen

Los lugares de un espacio indefinido que nunca nos verán llorar. Y te buscaba mientras aquella melodía sonaba incesantemente en mi cabeza llevándome a la deriva. En mi caso, sin sentido. Tus dedos hundiéndose en mis costillas y tratando de hacer daño.

nudos y líos


El color del caos de mi mente. 
Yo, vista por mí.

jueves, 11 de octubre de 2012




Te amo por ceja, por cabello, te debato en corredores

blanquísimos donde se juegan las fuentes
de la luz,
te discuto a cada nombre, te arranco con delicadeza
de cicatriz,
voy poniéndote en el pelo cenizas de relámpago y
cintas que dormían en la lluvia.
No quiero que tengas una forma, que seas
precisamente lo que viene detrás de tu mano,
porque el agua, considera el agua, y los leones
cuando se disuelven en el azúcar de la fábula,
y los gestos, esa arquitectura de la nada,
encendiendo sus lámparas a mitad del encuentro.
Todo mañana es la pizarra donde te invento y te
dibujo,
pronto a borrarte, así no eres, ni tampoco con ese
pelo lacio, esa sonrisa.
Busco tu suma, el borde de la copa donde el vino
es también la luna y el espejo,
busco esa línea que hace temblar a un hombre en
una galería de museo.
Además te quiero, y hace tiempo y frío.


Julio Cortázar

lunes, 1 de octubre de 2012

No necesitamos días grises y lluviosos para estar tristes.