lunes, 1 de octubre de 2012

No necesitamos días grises y lluviosos para estar tristes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada